Cómo combatir los efectos negativos de los antibióticos

0
439

Todos sabemos que el uso de antibióticos a veces resulta indispensable cuando no se logran combatir determinadas enfermedades. Estos compuestos químicos atacan infecciones bacterianas y gracias a ellos se han podido erradicar enfermedades como la tuberculosis e incluso la malaria.

Ahora bien, a la hora de atacar bacterias, también se agreden las “buenas” y en algunas ocasiones sufrimos los molestos efectos negativos de los antibióticos en nuestro cuerpo como son diarrea, alteraciones digestivas, reacciones alérgicas, trastornos en la piel, dolor de cabeza e infecciones por hongos.

Sin embargo, existen algunas alternativas naturales que pueden ayudarte a mitigar y prevenir estas molestas consecuencias.

5 consejos que te ayudarán a sentirte mucho mejor

Si estás sufriendo alguno de estos síntomas, debes seguir una serie de recomendaciones para combatir con éxito los efectos negativos de los antibióticos. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a sentirte mucho mejor:

  1. Consume alimentos probióticos, porque ayudan a proteger las bacterias de nuestro intestino y mantienen sana la flora intestinal. El yogur es uno de los alimentos probióticos por excelencia y en especial el conocido como Actimel, pues contiene una de las bacterias más efectivas para mantener protegida la flora intestinal, el Lactobacillus casei DN-114.001. El chocolate negro, las verduras crudas y la sopa de miso también son buenos aliados.
  2. Intenta no beber alcohol ni bebidas azucaradas durante el tratamiento, así como comidas picantes o alimentos que contengan almidón. Los zumos envasados tampoco son beneficiosos pues contienen elevadas cantidades de azúcar que no ayudan.
  3. Consume mucha agua, infusiones y zumos naturales de frutas cítricas, pues también ayudan a mejorar nuestra flora intestinal.
  4. Incluye en tu dieta la alcachofa si estás teniendo dolores de cabeza persistentes a causa de tu tratamiento con antibióticos. También es bueno el consumo de aceite de oliva, el té de menta y aplicar calor en el cuello y los hombros para mejorar el dolor.
  5. Si sufres infección hongos en la zona genital, procura mantener la zona seca y utilizar ropa interior que sea transpirable. Una correcta higiene íntima será indispensable, así como evitar el uso de jabones fuertes. Puedes reducir el picor con infusiones de romero.

Recuerda que el uso de antibióticos siempre tiene que recetarlo tu médico y no debes administrarlo por tu cuenta, pues el uso indiscriminado del medicamento ha conseguido que las bacterias ofrezcan cada vez una mayor resistencia a los antibióticos.

Dejar respuesta