Un agricultor convierte su tractor en una discoteca móvil

0
180

¿Dónde está la fiesta? Pues donde se encuentre la música. No a todo el mundo le gusta la sensación de estar apretujado en un reciento con cientos de personas en la que no pueda moverse. A algunos les gusta la libertad de divertirse al aire libre. Pero, para ello, hace falta gente con muy buena imaginación.

Un dinero que considera que está muy bien gastado

¿Qué es lo que hace a una persona ir a una discoteca? ¿Solo la música? ¿El ambiente? ¿Ir con los amigos? Es más, ¿a qué discoteca ir? Porque si se consultan las listas de discotecas uno puede tener más de una docena de opciones.

No siempre apetece ir a una cerrada, a veces gusta ir a lo que se conocen como discotecas móviles. A los que les guste mucho este tipo de discotecas, seguro que disfrutarían de la discoteca rodante de Murat Karhoglu, quien ha convertido ni nada más ni nada menos que su tractor en una discoteca rodante.

Tras invertir más de 7.000 liras, lo que son alrededor de unos 1.750 euros, este agricultor turco de 30 años ha instalado en su tractor un sistema de sonido personalizado, que utiliza cuando sale a trabajar, pero también para poder llevar la música allá donde vaya.

Cuando tuvo la idea, instaló un equipo de música que no le convencía mucho, pues no tenía bastante potencia de sonido. Así que, tras ahorrar un poco, convirtió su tractor en una auténtica discoteca rodante. Con unos tweeters muy potentes y un gran subwoofer, sumando a varios amplificadores de sonido, el sistema DJ Tractor supera el equipo de sonido de un deportivo caro.

Pero no solo se dedica a escuchar su música mientras trabaja o se desplaza de un lado a otro por las tierras en las que trabaja, sino que además se dedica a pinchar sus propias mezclas, lo que gusta a todo el que las escucha y ha ayudado a que se convierta en toda una celebirdad en Nazilli, así como en el resto de Turquia.

Dejar respuesta