6 juegos para aumentar el autoestima de los niños

0
11

Un niño no solo se educa en casa, su educación escolar también juega un papel fundamental en su vida. No obstante, los casos de bullying y acoso escolar, en ocasiones con finales dramáticos, están creciendo en los últimos años. Por ello, muchos centros y profesores piden más herramientas para poder hacer frente a estas situaciones.

Hay que aumentar la autoestima de los estudiantes

Muchos alumnos que sufren bullying, o se encuentra en una situación delicada, no se ven capaces de seguir adelante por los ataques que sufren a diario. La presión que sufren las niñas por parecerse a las modelos y estar guapas, las ganas de los chicos de estar musculosos… todo esto acaba afectando a los niños.

Por ello hay que enseñarles a los niños algo muy importante: la autoaceptación. Y es que la autoaceptación influye directamente en la autoestima. Un niño que no se acepte como es, nunca tendrá autoestima. Así pues, ¿qué herramientas se pueden utilizar para enseñar a los niños a quererse?

La mejor de todas es sin lugar a dudas los juegos, una herramienta que los maestros siempre tienen a su disposición. Con este listado de juegos, se pueden transmitir muchos mensajes a los niños:

  1. Silla caliente: Un juego que se puede realizar a cualquier edad. Un alumno se sienta en una silla y el resto va pasando por delante diciéndole que es lo que le gusta de él, o ella, o qué le hace sentir bien cuando esta con esa persona.
  2. Caja del tesoro oculto: Un pequeño juego que al mismo tiempo es una pequeña trampa para los estudiantes. El profesor esconde un espejo en una caja y explica a sus alumnos que dentro hay un tesoro “único”. Los alumnos se irán pasando la caja de uno en uno y mirarán lo que hay en el interior. Al final, el profesor preguntará a cada uno que digan en voz alta que han visto y por aquello que creen que los hace único y especiales.
  3. Juego de mímica: Cada estudiante anotará las cosas que se le dan bien y otras que les gustaría mejorar. Después, utilizando la mímica, expondrá aquello en lo que es bueno y sus compañeros tendrán que adivinarlo.
  4. Hoy te enseño yo: De vez en cuando es bueno que los estudiantes sepan lo que es estar en la posición del profesor. Organizar algunos minitalleres que estén impartidos por los propios alumnos es ideal para ayudarles a lograr aceptarse como son y exponerse así a los demás.
  5. ¡Estoy en venta!: Cada alumno tendrá que crear un anuncio, en el que se venderá para que otra persona decida contar con él. De este modo podrá pensar en sus puntos fuertes y sus puntos más débiles para encontrar el anuncio adecuado.
  6. Tengo una carta para ti: En una hoja de papel cada alumno escribe tres de sus virtudes y tres defectos. Guardará el papel en un sobre y lo irá pasando por los compañeros que irán sumando tres cualidades, pero no defectos. Cuando haya pasado por todos, sabrá que es lo que los alumnos piensan de él.

Gracias a estos pequeños juegos, los alumnos se conocerán mejor así mismos, al mismo tiempo que aprenden a conocer a sus compañeros.

Dejar respuesta