Las estrategias de marketing de contenidos desplazan al marketing tradicional

0
2092

Ganar prestigio e imagen son uno de los principales objetivos de cualquier marca o empresa y el marketing de contenidos se está convirtiendo en la mejor herramienta para conseguirlo, lo que explica la importancia que están ganando las empresas especializadas en esto. Débora De Sá, Content Manager de BigSEO, agencia SEO en Barcelona, asegura que “el marketing de contenidos es la mejor forma para dar a conocer tu empresa y demostrar que eres el mejor en tu sector” y es que el éxito de una buena estrategia de contenidos consiste en hacer que cualquier compañía gane visibilidad y reputación online.

Según TechNavio, empresa especializada en estudios de mercado, se calcula que en 2016 la industria movió cerca de 200.000 millones de dólares y la tasa de crecimiento anual hasta 2021 se estima en un 16%, cuando podría alcanzar los 412.880 millones de dólares. Estas cifras demuestran el poder que está ganando el content marketing y es por ello que las empresas buscan cada vez más especialistas en posicionamiento web y creación de contenido, ya sea recurriendo al trabajo de agencias externas compuestas por un equipo de profesionales o para incluirlos en sus propios equipos.

El marketing online crece de manera irrefrenable

Las ventajas que el marketing de contenidos aporta a una compañía, unido al bajo coste que supone invertir en este nuevo marketing en lugar de en el marketing tradicional, hace que tanto pymes como grandes empresas se estén lanzando a descubrir qué puede hacer por ellas el marketing de contenidos.

Para que dé resultados, las estrategias se tienen que hacer bien. Asegura De Sá que “hay que saber muy bien las temáticas que atraen a nuestro público potencial y elegir el lenguaje adecuado para transmitir la información. Además, no podemos olvidar que todo lo que se transmite debe ir en sintonía con el discurso propio de la empresa para que toda la comunicación externa de una marca reme en la misma dirección”.

La estrategia de contenidos se sustenta en cuatro pilares

Según la especialista, cualquier estrategia de contenidos tiene que apoyarse en cuatro aspectos básicos. El primero de ellos es establecer sobre qué aspectos queremos o no queremos hablar. Es importante que cada vez que se emita una información desde la empresa hacia el exterior se siga los mismos parámetros para que todo el mensaje de la marca sea igual y no se cree un mensaje contradictorio.

Otro punto a tener en cuenta en el éxito de cualquier estrategia de marketing de contenido es el análisis de la competencia y de los intereses de los posibles clientes. Hay que identificar los títulos long tail que ayuden a ganar tráfico orgánico para desposicionar a la competencia y convertirnos en voz de autoridad. “No todos los títulos sirven. El truco está en saber cuáles si se van a posicionar y cuáles no”.

Pero no se trata únicamente de ver hacia fuera, hacer un estudio de nuestros puntos débiles para corregirlos es igualmente necesario. Es tan importante detectar qué hacer como saber qué mejorar. “La curación de contenido es una parte más de la estrategia pues puede ser que tengamos contenido posicionado que no satisfaga los deseos de los clientes y, ahora que todo está a la vista, todo tiene que estar bien hecho”.

Una vez detectado sobre qué se va a hablar, hay que dar información 100% original, de calidad y útil porque “al compartir tus conocimientos, tus posibles clientes confían en ti y, si los clientes pueden confiar en una marca como fuente de información, confían también en ella como fuente de productos de consumo”.

Para terminar, cabe recordar que este trabajo no se consigue de la noche a la mañana sino que es una carrera de fondo que requiere muchos meses de dedicación y estrategia. Solo la perseverancia y el estudio contínuo de los resultados garantizarán el crecimiento de marcas a nivel online, aumentando su visibilidad y relevancia.

Aunque la inmediatez no es el principal signo de una estrategia de marketing de contenidos, no hay duda de que los consumidores han cambiado. Ahora exigen más, buscan no solo comprar un producto sino un estilo de vida, no quieren únicamente ser bombardeados con publicidad sino recibir información útil a cambio de una posible compra. Y, para las empresas con presencia en el sector online, adaptarse a esos cambios puede representar la diferencia entre alcanzar el éxito o no superar a los competidores.

Dejar respuesta