Aumenta el número de niños con hipertensión

0
216

Hasta hace unos escasos años, los expertos en alimentación criticaban que los niños no hacían más que comer comida basura, lo que producía un aumento de la obesidad en la población infantil, sumado a las horas que pasaban delante de un televisor. Pero ahora, la situación ha empeorado enormemente, hasta el punto de que cada vez son más los niños con hipertensión.

Una situación que preocupa a los médicos

La comida chatarra de los locales de comida rápida, las horas que pasan delante del televisor, delante del móvil o de un ordenador ha producido que 5 de cada 100 niños tengan una presión arterial más alta de lo normal. En el caso de los adultos, en 4 años se ha incremento en un 40%.

El sobrepeso provocado por una mala alimentación y el llevar una vida sedentaria lejos de toda actividad física ha provocado un aumento de los casos de hipertensión entre los niños, no solo los adultos como se llevaba acusando en los últimos años. Un problema que cada vez está más presente por culpa de la bollería industrial, la comida basura y la falta de actividad física de los niños que en lugar de jugar en los parques pasan horas pegados  a la pantalla de sus teléfonos móviles sin moverse de los bancos.

5 de cada 100 niños tienen una presión arterial más alta de lo normal según la asociación Española de Pediatría, mientras que 1 de cada 100 la tienen por fuera de los límites permitidos. Si esto se permite que siga así, a muchos niños esto podría provocarles en su etapa adulta un accidente cerebrovascular. Además, a largo plazo también producirá daño en los riñones, ojos y otros órganos.

Es una situación que hay que empezar a trabajar tanto en adultos como en niños. Estos datos se dieron a conocer durante el Día Mundial de la Hiptertensión por parte de Vicente Bertomeu, director de cardiología del Hospital de Sant Joan. “La tasa de hipertensión está aumentando porque aumenta el sobrepeso y empeoran los hábitos alimentarios. Se come con mucha sal, mucha comida basura, salsas y esto no ayuda”, señaló el cardiólogo.

¿Qué se puede hacer para remediar esta situación? Los expertos recomiendan comenzar eliminando cualquier tipo de comida basura para los más pequeños y empezar a darles otro tipo de alimentos. ¿Qué tienen hambre entre horas? Que coman una pieza de fruta, un yogurt o un actimel. ¿Qué les apetece una hamburguesa? Hacerle un tipo de carne que sea más sana. ¿Qué no quieren comer verduras? Intentar que se las tomen de otra forma.

Dejar respuesta