El street food ha llegado a España para quedarse

0
432
el street food ha llegado a Espana para quedarse

Los ‘food trucks’ son algo de lo más habitual en ciudades como Londres, Nueva York o Copenaghe donde estás furgonetas están a la orden del día, pero hasta hace nada eran poco comunes en nuestro país. Sin embargo, la tendencia está cambiando y el street food ha llegado a España para quedarse.

Las hamburguesas, pizzas, la comida asiática o las recetas españolas más novedosas están al alcance de todo el mundo de una manera fácil y económica y, como resultado, cada vez son más los que se animan después a preparar estos platos en casa gracias a los recetarios online gratuitos.

La tortilla y las croquetas comparten protagonismo con el sushi, el pollo al limón o los noodles, pero en España el street food ha encontrado un problema que frena su expansión: la legislación.

venta ambulante de castanas y churros esta permitida

¿Qué ocurre con el street food en España?

La venta de cualquier alimento elaborado en la vía publica está prohibida en nuestro país y solo se salvan algunos productos incluidos en una lista muy detallada, como los churros, las castañas o los helados.

Estamos más que acostumbrados a verlos por las calles de ciudades como Madrid o Valencia, pero también se pueden encontrar en municipios más pequeños, sobre todo durante las fiestas regionales.

Por el contrario, los food trucks están excluidos de este tipo de eventos y solo pueden estar en ferias y actos organizados en recintos feriales. Por ejemplo, en España se celebran cada año más de cincuenta festivales de música y los food truck están encontrando aquí su espacio.

El festival Telecogresca de Barcelona, celebrado en abril, o el Festival de Les Arts de Valencia, en junio, cuentan con este tipo de furgonetas ambulantes, pero también los grandes eventos musicales españoles, como el Primavera Club, con casi veinte años de historia.

Además, los eventos culturales y gastronómicos también instalan un espacio para food trucks, incluidos antiguos mercados populares que han sido transformados en espacios de ocio, como el Mercado de San Ildefonso de Madrid o el Mercado de Colón de Valencia.

En consecuencia, ya existen furgonetas con venta de comida de calidad con nombre propio y algunas de las más conocidas son:

Algunos food trucks que ya ruedan por España

  • La jamoneta: el ibérico es sin duda uno de nuestros manjares gastronómicos más internacionales y, como era de esperar, alguien tenía que ofrecerlo. Esta food truck circula principalmente por las provincias andaluzas, pero también se desplaza en ocasiones a la ciudad condal.
  • Crepe&roll: como no, Barcelona está en la vanguardia de este tipo de negocios y este es solo un ejemplo de ello. Ofrecen crepes tanto dulces como salados así que, ¡se puede encontrar menú principal y postre sin moverse del sitio!
  • Reina Croqueta: al igual que ocurre con el jamón, alguien tenía que servirnos las croquetas allá donde fuésemos y Reina Croqueta es quien se encarga de ello. Ofrecen más de 25 tipos de nuestra tapa favorita y, aunque no preparan la bechamel in situ, las fríen allí directamente. ¡Recién hechas!
  • LOCALOLITA: la Comunidad Valenciana también está representada gracias a esta food trucks, pues en la terreta saben hacer muchas más cosas aparte de arroz. Esta furgoneta ofrece perritos y guarniciones.
  • Rolling pita: como ya hemos mencionado previamente, el éxito de los street food reside en la gran oferta gastronómica que ofrecen y, además de platos españoles u otros europeos con los que ya estamos familiarizados, podemos encontrar otras preparaciones de lugares más remotos, como las pitas. Esta furgoneta ofrece comida agraria ecológica para todos los sabores.

Con semejante variedad, ¿quién se puede resistir a esta nueva moda con una oferta gastronómica tan amplia? El street food ha llegado a España para quedarse, ¡y cómo nos alegramos!

Dejar respuesta