Cómo pagar con el móvil de forma fácil y sencilla

0
73

El teléfono móvil se ha convertido en un elemento indispensable para nuestro día a día y la llegada de los smartphones revolucionó no solo el mercado, sino también nuestras vidas. De unos años a esta parte, hemos aprendido a tomar fotografías con nuestros teléfonos, a utilizar las redes sociales o a leer la prensa, entre muchas otras cosas, pero ahora, además, podemos olvidarnos de las tarjetas de crédito gracias a las nuevas aplicaciones y comenzar a pagar con el móvil.

Los dos gigantes de la telefonía móvil, Apple y Samsung, han diseñado sendos métodos de pago, el Apple Pay y el Samsung Pay respectivamente, pero no han sido los únicos sino que, por ejemplo, Android también tiene su propio sistema, el Android Pay. La función de todas estas iniciativas es la misma, poder pagar de una manera fácil, simplemente acercando el móvil al detector del contactless.

La mayoría de bancos ya permiten a sus clientes olvidarse de las tarjetas de crédito y débito y beneficiarse de estos servicios. Por ejemplo, ING tiene la aplicación Twyp Cash, el BBVA, la BBVA Wallet, el nombre de la aplicación del banco Santander es Santander Wallet y lo mismo ocurre con otros muchos bancos.

En el caso del banco ING Direct, la aplicación tiene un plus añadido. La banca naranja es electrónica lo que significa que tiene muy pocos cajeros en los que retirar efectivo y, en consecuencia, sus clientes acuden a otros bancos donde tienen que pagar la comisión correspondiente. Hasta ahora, ya que con la nueva aplicación, los usuarios pueden sacar dinero en diferentes establecimientos, como por ejemplo, en las gasolineras Galp o en los supermercados DIA.

Estas aplicaciones nos facilitan mucho la vida y lo único que hay que hacer para disfrutar de sus ventajas y poder pagar con el móvil es descargar la correspondiente a tu banco.

Para todos aquellos que se ponen a su uso argumentando que el teléfono te lo pueden robar, hay que tener en cuenta que también te pueden robar la cartera así que, el riesgo es el mismo.

Destacar que estas aplicaciones usan la tecnología Near Field Communication (NFC), un sistema de comunicación basado en la emisión y la recepción rápida de datos a corta distancia, unos diez centímetros de alcance, y hay que saber que además de permitirnos pagar con el móvil, tiene otros muchos usos, como por ejemplo acceder al avión sin necesidad de imprimir la tarjeta de embarque, solo utilizando el contacctless.

Dejar respuesta