¿Qué se puede comer para combatir el calor?

0
15

El verano este año parece que va a ser más duro que los anteriores, y por eso hay que seguir una serie de pautas sanas y saludables para evitar sufrir un golpe de calor o deshidratación. ¿Qué es lo que puedes hacer para combatir el calor?

Así uno puede olvidarse del calor

Las autoridades sanitarias ya advierten sobre las altas temperaturas que se va a sufrir en todo el año por la Península, por eso aconsejan que, especialmente, la gente esté bien hidratada bebiendo preferentemente agua en lugar de otras bebidas como cerveza. No obstante, también indican que es bueno tomar otras bebidas frescas que aporten nutrientes y fortalezcan las defensas como un Actimel, o un batido natural preparado en casa con fruta fresca, pues en verano es cuando niños y ancianos son más propensos a caer enfermos.

No solo aconsejan sobre la hidratación, también la importancia de la buena alimentación. Por ejemplo, informan que lo mejor es durante esta época tomar verduras y hortalizas por lo menos dos veces al día, puesto que muchas verduras están compuestas casi en su totalidad por agua, y así uno se mantiene hidratado. Entre los platos más recomendados para el verano están el gazpacho, el salmorejo o las ensaladas. Tres piezas de fruta como mínimo hay que tomarse a lo largo del día, por su alto contenido en vitamina C. Aunque es mejor tomarla tal cual, también se puede hacer un zumo natural para los que les guste más así.

¿Y otros tipos de platos para combatir el calor? Se dice que es mejor apostar por los platos vegetales, pero también se puede comer un bocadillo o un sándwich siempre y cuando sean de pan integral, ya que tienen más vitaminas y minerales que el pan blanco. Las legumbres no hay que dejarlas de lado a pesar del calor que haga, gracias a su gran contenido en fibra. Pero para evitar el calor, se pueden tomar en forma de ensalada, como una ensalada de garbanzos. El pescado durante esta estación es fundamental por su contenido en Omega-3, habiendo de consumirlo al menos dos veces por semana.

Por supuesto no hay que olvidar lo agradable que resulta tomar un buen helado mientras se camina por la calle. Pero se recomienda que todos estos sean naturales y caseros, evitando a toda costa los de producción industrial por su bajo contenido en minerales y vitaminas.

Dejar respuesta