Tamoke, el primer guardia de tráfico robot

0
118

Estar al tanto de todo lo que sucede en las carreteras no siempre es fácil para las autoridades del departamento de tráfico. En España mueren muchas personas al año en las carreteras, pero algunos países ya han comenzado a trabajar en alternativas que puedan hacer más eficientes sus esfuerzos para acabar con este problema.

Aparecen los primeros reguladores de tráfico

En la capital de la República Democrática del Congo, Kinshasha, sus ciudadanos se han llevado una gran sorpresa al encontrarse con que ha aparecido un enorme robot que se está dedicando a controlar el tráfico.

Su nombre es Tamoke y se trata del primer guardia de tráfico y regulador del mismo de la historia. Muchos conductores aplauden la actuación del robot que aseguran que ayuda a regular el tráfico y que organiza mejor el paso de los vehículos para ayudarles a conducir con precaución.

En el año 2013 en la misma ciudad hubieron 463 víctimas mortales en las carreteras según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y este revolucionario robot, junto a otros, están realizando una importante tarea al ocuparse de la regulación del táfico.

Tamoke, el primer guardia de tráfico robot

Tamoke, y sus compañeros metálicos, miden dos metros y medio de alto, pesan casi 150 kg y se venden por 27.500 dólares cada uno. Han sido fabricados con aluminio y funcionan gracias a paneles solares. Su creadora ha sido Thérese Izazy, CEO de Women Tecnology, una asociación del congo de mujeres ingenieras que se inspiró en un juguete robot para llevar a cabo el diseño de Tamoke.

“Estamos intentando reflejar como innovar con nueva tecnología. Con pequeñas innovaciones podemos buscar soluciones para problemas de desarrollo globables” declaro a la BBC. Los robots de tráfico avisan a los peatones con señales sonoras y gracias a las cámaras CCTV, instaladas en sus ojos, pueden conectarse con la policía para monitorizar quien está incumpliendo las normas.

Dejar respuesta