La tecnología que está revolucionando los automóviles

0
222
automoviles
Fuente imagen: www2.diariomotor.com

Desde hace muchos años en los libros de ciencia ficción se pueden ver las ciudades del futuro, así que ya tenemos una idea de cómo serán. Naves espaciales volando por todos lados, rascacielos y edificaciones con diseños ultra tecnológicos. En el futuro real no hay mochilas voladoras, pero si hay una gran variedad de tecnología que puede cambiar la manera que conducimos en los sitios urbanos, sin importar si llevas o no tu propio automóvil.

Nos referimos al sistema V2V, que permite la comunicación de automóvil a automóvil. El departamento de Trasporte de Estados Unidos, propuso reglas para ajustar la manera como un vehículo se comunica para informar su velocidad, dirección y localización, con el fin de avisar a los conductores sobre los peligros potenciales en la ciudad, donde los accidentes son más comunes, especialmente en las intersecciones.

La infraestructura inteligente

Los automóviles podrán decidir quién tiene la prioridad en un cruce y si tienen el tiempo suficiente para cruzar el semáforo. Con esta tecnología los conductores modernos podrán estar al tanto de alguna red social, como SnapChat, sin distraerse de la conducción o poner en peligro al seguridad de otros conductores.

El sistema V2I se plantea como una red tecnológica para comunicar información. Ya en la actualidad hay muestras de este tipo de tecnología, por ejemplo los camiones de bomberos han utilizado diferentes herramientas para cambiar de luz roja a verde en las rutas de emergencia, pero en el caso del V2I la meta es trabajar analizando los datos de los coches para hacer eficiente la red de transporte urbano.

La infraestructura inteligente puede alargar el tiempo de la luz verde, en caso de que el tráfico se congestione, también puede regular las vías de acceso o cambiar los límites de velocidad, inclusive puede dirigir de nuevo la circulación por si ocurre un accidente.

Cuando lleguen al mercado los vehículos autónomos, no solamente leerán y procesaran la información, también convertirán la ciudad en una máquina inteligente. Con todo esto por venir, no hay duda de que el futuro luce emocionante.

Dejar respuesta