Qué hacer para que no te afecte el cambio de hora

0
163

Ya ha llegado la primavera y vemos como los días empiezan, poco a poco, a hacerse más largos. El sol sale antes y se pone después y es el momento de cambiar la hora para adaptarnos al horario de verano. 

 

Durante la madrugada del próximo domingo 26 de marzo tendremos que adelantar los relojes y las 02:00h. pasarán a ser las 03:00h.  Este cambio horario se realiza dos veces al año, una en marzo y otra en octubre, y se hace en todos los Estados miembros de la Unión Europea para aprovechar más la luz solar. El cambio de hora se aplicó por primera vez durante la I Guerra Mundial y, desde 2001, se celebra con carácter indefinido en la UE.

Hay otros países extracomunitarios, como Estados Unidos, México o Canadá, que también cambian la hora. De hecho, en EEUU y Canadá ya lo hicieron el pasado 12 de marzo, igual que la zona de México que hace frontera con EEUU; la otra parte del país lo hará en abril. 

Lo habitual es que no nos tengamos que acordar de mover el reloj porque los dispositivos electrónicos lo hacen de manera automática pero, aun así, existen varias aplicaciones móviles que crean alarmas recordatorio del cambio de hora para los más despistados. Recuerda que las manecillas de tu reloj de pulsera no cambian de forma automática, así que tendrás que hacerlo tu.

El próximo domingo tendrá una hora menos y normalmente esa hora se elimina de las horas de sueño. Para paliar el cansancio, muchas personas optan por la habitual siesta pero vale la pena aguantar y llegar más cansado a la noche del domingo. De esta manera, el lunes podremos seguir con nuestro horario rutinario. 

Aunque el cambio horario siempre se celebra en fin de semana para evitar afectar a los trabajadores y confusiones en las entradas a los puestos de trabajo, recuerda que es probable que durante los dos o tres días siguientes notes esa hora menos de sueño.

Dejar respuesta